Perspectives - 2° Edition 2018
La educación y el respeto a la mujer

Cada día recibimos noticias preocupantes acerca de la violencia contra la mujer en nuestro país. No detallaré los casos, pero sí es necesario analizar esta situación, por cuanto depende de los maestros y maestras la formación de niños, niñas y jóvenes en el respeto a la mujer, lo que implica crear ambientes de trato armónico y pacífico desde la escuela hacia la sociedad.

La tendencia machista en nuestra sociedad, que perfila al hombre como el fuerte y a la mujer como la débil, se muestra en afirmaciones tan sutiles como "¡el hombre no llora!" o " ¡si pues, es mujer!", implica como se modela al hombre para actitudes prepotentes de abuso a los más débiles y desprotegidos como a los niños, niñas y mujeres en general.

Nuestro país atraviesa un momento de crisis estructural en las instituciones políticas, sociales y económicas, que son las responsables de ejecutar y velar que se cumplan las políticas de protección, y de promoción de los derechos de la mujer, para que en todos los espacios públicos y privados se motiven y se practiquen actitudes positivas en la relación entre mujeres y varones, desde las edades más tempranas.

En nuestro colegio, durante el primer trimestre, hemos trabajado el tema de la mujer como generador en todas las áreas curriculares, a fin de crear conciencia de la importancia de mirarnos como iguales con los mismos derechos y deberes, evitando tratar a las mujeres como seres débiles, indefensos o desprotegidos, sino sencillamente apreciarlas como seres humanos, integrándolas igualitaria y respetuosamente en la vida social, política y económica de nuestro país.

Dependerá de cada uno de nosotros crear una sociedad de iguales, con respeto a la mujer niña, joven y adulta, no porque las leyes lo dictaminen sino porque así lo sentimos, deseamos y hacemos.


Augusto Gonzales Torres
Director